Musica espontánea



Armamos un escenario improvisado con un camión;
preparamos los equipos a la tardecita
tocaron
Juan de la Rodilla y La Madrágora
a la medianoche las personas llegaban caminando,
en camionetas
como un autocine de playa
pero en el medio del campo, sonando
hasta la madrugada
las camionetas arrancaban
rugían los motores
todos nos reíamos

2 comentarios:

rantifusa dijo...

que alucinante!
me pegó fuerte :) pero bien!

Marcelo Díaz dijo...

todo lo que me estoy perdiendo :( ya voy a ir prometo. por ahora, abrazo grande